/El castigo a Bayer

El castigo a Bayer

No salgo de mi asombro al ver cómo se lanzan noticias negativas a la sociedad sobre todo lo referente a la industria agroquímica, en este caso aprovechando la sentencia de un tribunal con jurado popular en Estados Unidos. Conocido por todos, el herbicida en cuestión, con el que muchos hemos crecido y que ahora intentan demonizar injustificadamente. No es justo lo que está ocurriendo, ni la penalización bursátil a la que se está viendo sometida la compañía Bayer a nivel mundial.

La fusión con Monsanto intentaba dotar al sector de nuevas herramientas de defensa ante nuevas amenazas en varias áreas económicas del sector agrícola, pero se está convirtiendo en una pesadilla para la compañía teutona.

Sin desarrollo y sin investigación, el futuro de la producción agropecuaria está en grave peligro, pero parece que el nivel de inconsciencia ante estos riesgos es casi generalizado. Como profesional del sector, quiero hacer un alegato en defensa de Bayer como una empresa modélica, a la que conozco en mis más de 25 años de trabajo en el mundo agrario. Una empresa que siempre ha estado al servicio de sus clientes, acercándose a sus explotaciones, ofreciendo nuevas herramientas de trabajo, mentalizando y facilitando la implementación de nuevas técnicas de cultivo que permitan obtener producciones sostenibles y seguras. Una empresa cercana, que nos abre las puertas al conocimiento científico, al uso de la tecnología, a la puesta en valor de nuestros valores ambientales y la compatibilidad de nuestras actividades con el medio ambiente. Una empresa formada por grandes profesionales, dedicados a satisfacer las necesidades del cliente de una manera cercana, demostrando sensibilidad y empatía con el productor.

Una empresa moderna, ejemplar, que está atravesando un muy mal momento, pero una empresa adelantada a su tiempo, responsable y, lo principal, una empresa necesaria para garantizar el correcto desarrollo en el mundo agrario del siglo XXI.

Yo pido que se acabe ya con este castigo y que se permita demostrar a la sociedad el alto valor añadido que aporta Bayer al campo, así como los valores que defiende y representa.

Daniel Ruiz. Sota de Palos

ETIQUETAS: