/Trileros: Una provincia, o dos.

Trileros: Una provincia, o dos.

Un juego de trileros. Te enseñan un rey de oros y luego, moviendo hábilmente las manos, desaparece la carta ante tus ojos. En realidad, es el rey de bastos.

Los políticos regionales hacen exactamente lo mismo con el tema de la biprovincialidad, tan soñada por una parte de la población cartagenera. ¿Por qué lo hacen? Porque consideran que es la única forma de contrarrestar el voto del partido cantonal de turno (su nombre varía con el tiempo, pero las ideas permanecen ahí). Lo hacen por lo de siempre: les importa un bledo los ciudadanos, lo que les importa es sacar más votos. Soy de Cartagena, les aseguro que sé de lo que les hablo.

Estamos en un momento convulso para España, donde unos traidores han obtenido el peso suficiente como para plantear la independencia de una parte del territorio. Mientras, en nuestra Región, seguimos con las añoranzas de un grupo de “intelectuales” que aseguran que estaremos mejor en dos provincias que en una.

No voy a entrar a debatir si es mejor que la Región de Murcia tenga una provincia, o dos. Eso lo podemos dejar para otro día. Desde luego, para después de las elecciones. Lo que quiero valorar es si, de verdad, el nuevo Estatuto de Autonomía aprobado por los cuatro partidos de la Asamblea actual supone un paso hacia la biprovincialidad.

Está claro que el Estatuto lo han aprobado de prisa y corriendo antes de que entre Vox al parlamento regional, lo cual es un hecho irrefutable. Vox es el único partido que quiere devolver competencias al Estado.

Pero, ¿qué dice el nuevo Estatuto sobre la biprovincialidad?

Artículo 2.2: “La Comunidad Autónoma se organiza territorialmente en municipios y podrá  hacerlo en comarcas y/o provincias de acuerdo con lo que se establezca en la Constitución y las leyes”.

Para empezar, dice “podrá”, en condicional. Luego pone “comarcas y/o provincias”. Esto es: lo mismo, la soñada provincia de Cartagena, es, realmente, la comarca del Campo de Cartagena y Mar Menor. ¿Supone un cambio frente al Estatuto de 1982? Veamos que pone en dicho texto (recordemos que, mal que le pese a los firmantes del nuevo estatuto, el viejo sigue en vigor).

Artículo 3.2: “La Comunidad Autónoma de Murcia se organiza territorialmente en municipios y comarcas… Las comarcas gozan también de plena personalidad jurídica, así como de autonomía para el cumplimiento de los fines que les sean atribuidos por la Ley”.

Curioso. Resulta que hace 37 años, nuestro Estatuto de Autonomía establecía que la Región de Murcia se estructuraba en unas comarcas que les debían ser atribuidas por Ley.

¿Qué ha pasado con esa Ley? Ni PP, ni PSOE, ni últimamente Ciudadanos o Podemos, han tenido el más mínimo interés en elaborar una ley que desarrolle las comarcas de la Región de Murcia. Ahora, de repente, en condicional, cambian un texto, del que han pasado por completo, para añadir la palabra “provincia”.

Ha llegado la hora de que los murcianos abramos bien los ojos y nos demos cuenta que estamos gobernados por trileros. Háganme caso, no se dejen embaucar.

Winston Churchill decía: “No es un momento para la comodidad y el confort. Es el momento de la osadía y la resistencia.”

Manuel Calero. Sota de Palos.